No todo es tan perfecto como parece…

Jaime, un chaval de 18 que parecía a simple vista perfecto. Era inteligente, sacaba buenas notas, se llevaba bien con todo el mundo, era guapo… Qué más puede pedir a su edad. Parecía que tenía una vida perfecta o, al menos, la vida que todo el mundo a su edad soñaba tener. El problema es... Leer más →

Azul y rojo

Seis de la tarde. Como cada día llegué al parque a la hora justa, ni un minuto más ni uno menos, con esa manía tan tonta de medir la vida a milímetros. Siempre me sentaba en el segundo banco a la izquierda del sauce llorón, lo suficientemente lejos para que sus hojas no me rozasen... Leer más →

Bullying

Insultos, burlas, golpes…la rutina que sigo cada día en el colegio o, mejor dicho, “mi infierno”. “¡Eres gordo!” “¡Eres feo!” “¡No queremos jugar contigo, vete de aquí!” Estas son algunas de las frases que tengo que soportar cada día y que se repiten una y otra vez en mi cabeza en cada instante que paso... Leer más →

Matar por primera vez

Finley McCarthy abrió los ojos después de unos cuantos segundos bajo el agua. Cuando consiguió acostumbrarlos al nuevo medio, pudo confirmar que no había nadie en la piscina. Posiblemente porque eran cerca de las 5 de la mañana. Nunca llegaba tan pronto al gimnasio, pero, después de todo lo vivido aquella noche, necesitaba sentir algo... Leer más →

aWisteria

Y ahí estaba otra vez, mi musa, esa bella flor que aparecía cada día a la misma hora enfrente de mi balcón.  Yo, como de costumbre, estaba esperándola, sentado delante de una mesita redonda de madera -que llevaba años acompañándome- con una copa de vino Arneis que impregnaba todo el balcón con un suave olor... Leer más →

Último rodeo

Arthur Simmons comenzó a sentir un fuerte dolor y calor inusual en la parte abdominal. Justo en ese momento cayó al suelo y llevó su mano a la zona en cuestión. Descubrió una abertura del tamaño de un dedo, introdujo el suyo y notó el escozor que se siente al echar limón en un corte.... Leer más →

Compañeros de viaje

Creo que con el tiempo me he acostumbrado a vosotros; a teneros en mi espalda, a convivir sin la más mínima dificultad. Si algún día os vais, puede que os eche de menos; puede que no; puede que siempre estéis en mí. Para ti, Dolor, qué decirte… Eres mi mano derecha, siempre has estado aquí,... Leer más →

Reflejos del pasado

Volvía a caer la tarde en la colina donde siempre nos sentábamos, bajo el árbol en el que un día quedamos por primera vez. Volvía a caer, pero tú ya no estabas allí. Me senté en el banco donde nos dimos un abrazo por primera vez, ahora siento un calor irremediable solo con recordarlo, porque... Leer más →

Maldita avaricia

Cansado de vivir, cansado de amar, cansado de ti. ¿Qué soy yo? No soy más que un simple esclavo que no para de trabajar para tener a sus allegados felices. ¿Por qué lo hago? No lo sé, y antes no me importaba, pero ahora sí. Después de 20 años en esta fábrica, no sé por... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑