Oídos de piedra

Inundan las paredes de esta noche unos gemidos ahogados del otro lado de la vida.   ¿Quién querrá oírlos en la comodidad de su ser? ¿Quién osará hacerse amante del silencio?   Gritos, ¿no los oyes? Llantos, ¿no te apenan?   Yo quisiera ser profeta de esos sonidos ignorados que pierden su fuerza en murallas... Seguir leyendo →

Rosas azules

Rosas azules bañan tu cuerpo cuando tu mirada arquetípica chirría palabras de lamento. Que el cielo no es azul, que es tormento.   ¿Gritas entonces al decirte mi alma roñosa, melancólica cuánto y desde cuándo te quiero? Abre desde el susurro tu voz porque tu mente ya la he descubierto.   Rosas azules bañan tu... Seguir leyendo →

Y tú, ¿a qué llamas amor?

Explícame, si alguna vez te has enamorado ¿A qué llamas amor? Si de verdad tienes una definición, déjamela Tranquilo, no me copiaré. Solo quiero echarle un vistazo y Quedarme con lo básico.   Me pasé mucho tiempo insistiendo Tú solo me diste ¡esto! Un folio en blanco… ¿qué significa? En medio, solo encontré una lágrima... Seguir leyendo →

Nuevos comienzos

Las almas vivas en plena armonía recorren los ojos del mar azul. Los redondean como si quisieran aún buscar un nuevo cuerpo para su sintonía.   Porque -aún vivas-, ¿jamás te has preguntado, si las almas que comienzan una nueva vida, que has pensado que ya no estaban vivas, iban a buscar un nuevo comienzo... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑