THE MARTYR OF THE SOLWAY

Podría gritar, llorar y forcejear, pero prefirió mirar el mar.

Prefirió vencer por defender sus ideas que por traicionarlas.

Prefirió sentir el frío del agua y de las cadenas rozando su piel,

sabiendo que moriría en cualquier momento.

Decidió que esas cadenas solo estaría alrededor de su cintura,

y con su voz citó salmos a modo de espada,

epístolas como cañones en guerra.

Habló y habló, jactándose de todos aquellos que la condenaron.

La marea subía y subía y su mirada se llenó de decepción.

Ella atada a una estaca, por luchar por sus principios,

por salir de lo “común”,  por ser ella.

Y como hicieron durante la Edad Media, ella era una pelirroja más,

su muerte esta vez no fue por brujería, pero sí por su perseverancia.

Una mártir más de la opresión.

No moriría en vano y mientras el agua cubría su pecoso rostro,

ella cerraba por última vez sus verdes ojos,

jurando seguir luchando por sus principios,

aun siendo una traidora para todos.

Nuria Gómez

The Martyr of Solway, de John Everett Millais

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: