NEGRO

No sé a donde ir.

O no sé ir a donde sé.

Rápido la llama arde.

A ratos viene, pero se esconde.

La calma expande

un sonido sordo que explota.

La luz se absorbe,

el color que queda se esconde.

Un maullido que no se ve.

Su cabello camuflado en la noche.

El olor de la muerte,

de la rosa más bella.

El pirata con rumbo

perdido en un mar de pena.

No sabe dar con tierra,

no sabe a dónde va,

no sabe a dónde llega.

Negro viene el día.

Oscuro teñido el cielo.

Rayo tenue de esperanza.

Así me pierdo en su pelo.

Álex Ariza

Viva el pelo, de Julio Romero de Torres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: