Inseguridad vs Amor

No sé qué hago otra vez aquí, ante mi viejo portátil amarillo, escribiendo mis pensamientos, mis inquietudes, mis males. Muchas veces lo he hecho, me relaja y, sobre todo, me hace entenderme. Aunque no lo parezca -o eso quiero creer- me expreso bastante mal, pero cuando empiezo a escribir, no sé, las cosas fluyen con suavidad y sin freno. También es verdad que la mayoría de mis “obras” no salen a la luz ya sea por falta de calidad, porque aún no sea el momento o, simplemente, porque aún necesitan madurar. Incluso no sé si esto saldrá a la luz. Creo que sí, más que nada porque hay un mensaje, más bien unas palabras, en este texto que quiero trasmitir.

Este será un texto un poco personal, así que espero no arrepentirme. Siempre he sido una persona más bien cerrada. Un erizo sería un buen símil. Parezco fuerte y agresivo con las púas, pero en verdad soy bastante blando. Muy pocas personas me han visto guardar las púas, muy pocas personas me han visto abrirme y, aun así, más de una persona me ha clavado un puñal cuando estaba panza arriba. A pesar de todo, he seguido confiando en la gente que me rodea, pero ahora con un mal que, en mi opinión, es bastante nocivo: la inseguridad.

Realmente este tema no me dejaba dormir, así que, casualmente, empecé a ver una serie llamada Freud, que claramente trata sobre Sigmund Freud, el psicoanalista más famoso a día de hoy. Y no sé qué cable se me cruzo, pero busqué qué opinaba Freud acerca de este tema. Y qué sorpresa que, para él, la inseguridad no era más que miedo.

En ese momento, me pregunté: “¿Que es el miedo?” Todo el mundo sabe cuándo lo siente, incluso cuándo lo siente otra persona, sabemos qué nos provoca el miedo y a veces cuáles son las causas, pero, ¿y la definición? Es complicado definir ciertos aspectos de nuestro día a día, por ejemplo, cómo es posible dar una buena definición de felicidad, del tiempo, del amor….

Así pues, había llegado a un callejón sin salida. Si no sé qué es el miedo, no puedo luchar contra él, y si no puedo luchar contra él, ¿cómo puedo dejar de sentir inseguridad? En ese caso, ¿solo me quedaba rendirme a ese sentimiento? No, porque curiosamente uno de los causantes de este sentimiento también puede ser la solución: el amor.

Ilustración realizada por Domingo Lorente

Tenemos que admitirlo, el amor es el arma más poderosa y cruel que posee el ser humano. El amor es capaz de destruir al chico más rudo que conozcas, cambiar a esa chica apagada y triste por una que no puede parar de sonreír e, incluso, convertirte en una persona que nunca creíste que pudieras ser.

¿Es el amor digno de destruir ese miedo? Bueno, muchos dirían que no, además muchas veces incluso lo provoca, y tienen razón, para qué mentir. Todos nos hemos sentido inseguros con nuestra pareja alguna vez, pero como alguien muy sabio me dijo una vez “Alguien que te quiere de verdad, está ahí para quitarte tus inseguridades”.

Ahora bien, alguien puede preguntarme: “Entonces, si sientes inseguridad con tu pareja, ¿significa que no vais bien?” Yo le diría que cada pareja es un mundo, pero que es normal que momentáneamente surja. Por muy perfecta que sea una relación, las inseguridades, el miedo o la tristeza asoman, pero como ya he dicho antes, si esa persona te quiere, se esforzará en quitarte ese sentimiento. Eso sí, cuidado porque si es muy seguido esa persona se puede quemar. Sentir inseguridad por el amor no significa que las cosas vayan mal, simplemente que tienes miedo de perderlo, que a mi parecer es importante hacerlo saber a esa persona, aunque a veces nos podemos pasar…

Mientras la inseguridad para Freud era un simple miedo, el amor es mucho más, creía que era la mitad de la vida de una persona. Suponía que alguien gozaba de buena salud psíquica si estaba en condiciones de amar y de trabajar. Y ahí podemos encontrar una de sus frases más famosas en relación a este tema: “Si amas, sufres. Si no amas, enfermas”. Esto, en otras palabras, significa que, si no hay siquiera un mínimo de amor al comienzo de nuestra vida, esta se torna inviable. Alguien tiene que atender a nuestras necesidades, o de lo contrario, morimos. El ser humano es, desde siempre y para siempre, un ser necesitado.

Oh, el amor. ¿Cruel? Sí. ¿Necesario? Sí. ¿Nos enferma? Sí. ¿Nos cura? Sí. ¿Elegimos enamorarnos de esa persona? Sí. ¿Me arrepiento? No, no me arrepiento ni un solo momento. El amor, aun con todas sus cosas malas, nos da vida. Hemos hecho muchas tonterías por miedo, hemos dicho muchas cosas malas por estar enfadados, hemos pasado noches llorando por una palabra…. Pero cuando nos sentamos y pensamos todas las cosas buenas que hemos obtenido, creo que todo eso vale la pena. El amor sí es capaz de vencer al miedo y a las inseguridades y, aunque surjan algunas veces de nuevo, simplemente no dejes de amar y todo se irá.

Enderfin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: