Veranos en vela

Hoy me desperté pensando

que ya no me haces falta,

pues mi esperanza se gasta

y yo me voy alejando.

La flor que creció en el jardín

durante años pensamos que era eterna,

que los pétalos no caerían, que era fresca,

no era rosa, sino jazmín.

Pero yo solo deseaba una cosa,

tal vez dos: reír y pensar.

Y besarnos, y amarnos, y querer,

que la vida sea nuestra.

Crear bajo las sábanas

un hilo que nos muestra

los besos que yo te daba

cuando no podía creer

que de ti estaba enamorada.

Celia Marín

 

DrUQBwEUwAA9Tzc
Verano en la ciudad, de E. Hopper

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: