Historia de un círculo

Vuelvo a mirar, y veo a mi alrededor gente mostrándose feliz y orgullosa con aquellos junto a los que están, cuando nunca lo estuvieron de quienes les prestaban la poca atención que merecían.

Vuelvo a oír, y solo escucho ignorancia, hipocresía, desencanto, y envidia.

Vuelvo a respirar, y lo hago allí donde la pobreza y el analfabetismo van de la mano.

Vuelvo a intentar sentir algo y sigo sin encontrar sentimiento alguno que me afiance a aquellos a los que conozco o a mi labor en este mundo, sintiendo solo que la monotonía y la indiferencia me envenenan día tras día.

Y lo único que volverá a hacer la gente es preguntarse tras leer esta nota es por qué decidí dejar de mirar, escuchar, sentir y respirar.

Francisco Moreno Rodríguez,

autor de la novela Titanes

 

imagen colaboración

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: