Grandes genios de la música III: Schubert

Franz Peter Schubert. Este será nuestro nombre de hoy para salir de la monotonía Mozart-Beethoven en cuanto a música clásica se refiere.

Schubert, nacido en Austria el 31 de enero de 1797, fue un compositor de gran talento, pero eclipsado por la obra de Beethoven, por lo que su música no fue verdaderamente valorada mundialmente hasta después de su muerte. En sus tan solo 31 años de vida consiguió componer una obra musical excelente, sobresaliendo especialmente en lieder (breves composiciones para voz y piano).

imagen Schubert

Compartiendo casa con otros 12 hermanos, tuvo una infancia bastante dura, viviendo la muerte de varios de ellos y la de su madre con tan solo 15 años. Se inició en la música como cantante de la mano de su padre, que era profesor, y disfrutó también de la docencia que recibió de profesores de la talla de, por ejemplo, Salieri. Incluso antes de tener que abandonar el canto por el cambio de voz que sufrió, Schubert ya componía obras en las que él mismo participaba como violinista.

El deterioro de la relación con su padre hizo que acabara yéndose de casa, lo que le obligó a buscarse el sustento con la música, especialmente gracias a la ópera, aunque ahora esa sea la parte menos influyente de su obra. Ese intento de ganarse la vida con la música, estuvo siempre marcado por la sombra de la gran figura de Ludwing van Beethoven, aunque lo tuvo como referencia en ocasiones a la hora de componer. Desgraciadamente, nuestro genio contrajo sífilis a temprana edad, y una alta fiebre causada por la susodicha enfermedad acabó con su vida el 19 de noviembre de 1828.

beethoven-and-schubert definitivo

Como aportación personal como antiguo clarinetista y todavía fan de este compositor, me gustaría añadir que sin duda las partituras más bonitas de escuchar que he tocado yo mismo, fueron compuestas por Schubert, el cual, aunque no es especialmente conocido actualmente, merece un reconocimiento especial, pues supo crear arte de un gran nivel a pesar de la durísima vida que tuvo, así como de la dificultad que supondría ser contemporáneo de uno de los gigantes de la música clásica como fue Beethoven.

Alejandro Ariza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: