Aguasal

Las heridas no escuecen más que su porqué,

y aunque las limpie seguirán sucias,

porque aunque cicatricen seguirán abiertas.

Las abren otros,

pero mis uñas no son menos culpables.

Las coso por fuera,

pero cuando llego adentro,

me quedo sin hilo.

Y aunque sequen, aún sangran sus recuerdos;

ni pus, ni sangre; solo aguasal.

Midoblebeta

 

imagen poema final
Ilustración realizada por Midoblebeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: