Horror vacui: miedo a mi propio vacío

Heme aquí, de nuevo, delante de un folio en blanco que quiero que termine lleno de palabras ordenadas de alguna bella manera, pero que ahora está vacío. Y hay que ordenar ese vacío. Es necesario hacerlo. Es necesario que las palabras adquieran un sentido para mostrar un mensaje. El mensaje de que todo vacío necesita ser rellenado y ordenado y todo mal necesita ser repensado. Y nadie más debe hacer esto sino tú.

Y ya no hablo del folio vacío, que ya está empezando a coger forma, sino de algo con forma de pensamientos, que es lo primero que hay que ordenar. Plantearte lo que de verdad quieres, si tu manera de pensar es la mejor y la menos dañina; si deseas que cada una de las personas que hay en tu vida siga ahí o que se marche; o si realmente necesitas todas esas cosas materiales que persigues (pura envidia y avaricia) o solo anhelas el calor, el apoyo y el amor de los tuyos.

El folio está empezando a coger la silueta que queríamos. ¿Qué es lo siguiente que hay que ordenar? Está claro que es el alma. ¿De verdad deseas seguir siendo el tipo de persona que eres? ¿No prefieres experimentar un cambio? Cómo lo gestiones tú, amigo mío, ya no es asunto de nadie nada más que tuyo.

Todos estos cambios son geniales. Te ayudarán a ser mejor persona, a tener claro lo que quieres… a ordenarte. Pero siempre con las mismas preguntas por delante. ¿Qué es lo que de verdad quiero? ¿De verdad quiero intentar ser mejor? ¿He hecho daño a alguien alguna vez? ¿Por qué lo hice?

Hay que ordenar la mente; tus pensamientos; tus gustos; tus aficiones; tu vida. Todo necesita que lo dotes de sentido. ¡Pero no necesariamente de un sentido definitivo! Si te das cuenta de que tu ideología política, alguna de tus ideas o cualquiera de tus pensamientos no son correctos o no te gustan, cámbialos. Que nadie te imponga qué pensar, pero justifica siempre ese pensamiento.

No dejes que ninguna de tus facetas personales y espirituales sea rellenada por otra persona o esté vacía. Aunque eso es lo que somos, un enorme vacío que necesita ser rellenado. Como este folio.

White Iverson

ilustración disertación

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: