La perspectiva (parte VII): Shi

Blad no fue al día siguiente al estanque, se quedó en casa intentando investigar sobre la muerte. Primero empezó entrando en distintos blogs de personas que hablaban sobre el tema, pero no fue suficiente para él, así que entró en la famosa deep web. Vio tantas muertes en directo como muy poca gente habría podido soportar, hasta que abandonó esa oscura página con tristeza, pero no por lo que había visto, sino por no haber encontrado lo que necesitaba.

Al día siguiente fue al estanque y estuvo desde las nueve de la mañana hasta las dos de la noche, pero Mo no apareció. Blad se sintió verdaderamente solo y ese sentimiento unido a esas ganas incesantes por saber qué hay después de la muerte lo destrozaron por dentro. Esa noche sería su última noche…

EL PAÍS.                                                                                                                                 10/12/2016

Harakiri en el centro de salud mental Arganzuela

Se ha encontrado un paciente muerto cerca del estanque del centro con un cuchillo en el abdomen.

Tras una minuciosa búsqueda de pruebas, la policía ha determinado que John Wiliams Perlman, conocido también con el seudónimo de Blad, se suicidó sobre las 12 p.m en el gran estanque de Arganzuela. Según el centro, este paciente de origen británico estaba muy raro los días anteriores a la muerte. La enfermera a su cargo afirmaba que había empezado a hablar solo, a tirar piedras al estanque e, incluso, a escaparse de clase de rehabilitación para ir a su cuarto a leer sobre distintos filósofos. Este suceso….

La verdad es que el resto de la noticia no importa. Como dije al principio, Blad, el joven científico, se ofuscó en buscar la manera de dejar su huella. Tanto es así que lo echaron de la facultad de Física. A partir de ese suceso, su enfermedad mental fue a más, hasta que el propio alcalde de Madrid ordenó meterlo en ese loquero para mantenerlo a raya. La sociedad fue insoportable para él, y hubiera muerto mucho antes si no llega ser porque su mente creó a Mo, y por eso digo que fue una suerte; de hecho, la única que tuvo Blad en toda su vida. A partir de ahí, la historia se sabe. Blad únicamente tenía miedo por no descubrir nada y la gente no tiene idea de hasta qué punto es arrastrada por el miedo. Este miedo no es fácilmente definible. Hay momentos en que este miedo se vuelve casi una obsesión.

FIN

 Endefin

 

the end bld definitivo
Ilustración realizada por Moon

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: