Dejar de funcionar

A veces siento que me ahogo, aunque sigo respirando.

A veces me detengo a escuchar a ese órgano latente.

Y a veces, pienso que su latido está vacío, que carece de sentido;

que late por necesidad, pero no porque realmente quiera seguir haciéndolo.

Porque a veces, él ya no tiene ganas de latir.

Y le habla a mis pulmones para que se pongan en huelga,

porque los tres están aburridos de la vida que les doy.

A veces, les suplico que aguanten un poco más.

Y otras, simplemente dejo que me peleen.

Porque a veces, quizás más de las que me gustaría,

yo también desearía dejar de funcionar.

Midoblebeta

 

imagen poema-definitiva
Ilustración realizada por Midoblebeta

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: