La perspectiva (V parte): El Sentido de la Vida

Blad, sin ganas de vivir, fue al parque a la hora de siempre con el único objetivo de saber cuál era el sentido de la vida para ese extraño anciano. Como siempre, llegó con antelación; como siempre, se distrajo en su pensamiento; y como siempre, Mo apareció por arte de magia.

– No he podido dormir en toda la noche pensando solo en una cosa. ¿Qué es el sentido de la vida para ti, Mo?

– El hecho de que la vida no tenga ningún sentido es una razón para vivir, la única en realidad.

– ¿Qué? Entonces, ¿afirmas que no hay sentido de la vida?

– Efectivamente, joven. Para ti el objetivo de la vida puede ser convertirte en maestro, por ejemplo, para mi podría ser convertirme en el pintor más importante del mundo, y para esa chica -señalando con el dedo a una mujer que estaba sentada en un banco frente a ellos- tener dinero e hijos. Cada persona tiene un sentido de la vida diferente y eso lo único que me hace pensar es que no hay un objetivo en la vida, hay metas y sueños que te autoimpones o te ponen, pero no un objetivo común para todos los humanos.

Blad quedó en shock. Cualquiera lo hubiera notado por sus ojos inyectados en sangre. Su mundo acababa de caer y sin un momento para asimilarlo Mo preguntó:

– ¿Cuál es tu sentido de la vida?

– No tengo meta en la vida… -dijo el chico en su estado pétreo.

– Hay que darle un sentido a la vida, por el hecho mismo de que carece de sentido.

Esas palabras llegaron al corazón de Blad y como si se tratara de un hechizo, de esos típicos juegos de fantasía, su estado pétreo desapareció y sus ojos volvieron a un estado normal.

– Yo… ¡QUIERO DEJAR MI MARCA EN ESTE MUNDO ANTES DE MORIR!

– ¿Muerte? Un buen tema, ¿le temes a la muerte?

– Como todos.

– ¿Por qué temerle a la muerte si es lo único que tenemos seguro en la vida?

Con esas últimas palabras, Mo dijo que tenía que irse ya y los dos filósofos se separaron. Blad por fin pudo descansar, aunque la última pregunta que le había lanzado su maestro le rondaba por la cabeza.

– Es verdad… ¿por qué temerle?

Continuará…

 Enderfin

 

imagen relato definitiva
Ilustración realizada por Moon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: