La perspectiva (III parte): Schrödinger

El pequeño filósofo se había quedado con dos líneas muy claras de la canción: Estoy vivo porque siento, a secas; “Muerto porque estoy en un vacío existencial”. Estas dos frases marcaron fuertemente el pensamiento de Blad. Para él, una persona estaba viva solo si tenía un objetivo en la vida, por muy mundano que fuera. Por ejemplo, un bebé, para Blad, no era un ser vivo aún, ya que no tenía capacidad para pensar sobre eso por sí mismo y decidir qué quería hacer. Resumiendo, la ideología de Blad sobre la vida se parecía a como la veía Descartes: “Pienso, luego existo.

Como siempre, Mo y su pequeño aprendiz quedaron en el estanque. Mo se quedó en completo silencio hasta que Blad lo rompió.

-Ya he entendido qué es la vida -afirmó Blad con orgullo.

– Pues, cuéntame, ¿qué es la vida?

-La vida es el pensamiento. Una persona que no piensa deja de estar viva. Por lo tanto…-Blad fue cortado bruscamente por su maestro con un simple gesto de mano.

-Me conozco a Descartes, tranquilo, así que te voy a preguntar solo una cosa.

-Adelante.

-Entonces, por ejemplo, un monje budista, el cual puede pasar días enteros con la mente en blanco, ¿deja de ser persona en ese momento?

Blad, confuso, respondió:

-Sí… pero vuelve a serlo cuando deje de estar en ese trance.

-Interesante -dijo Mo con un tono burlón-. Entonces para ti la vida es como una máquina, viene y va cuando a ti te parezca.

Blad con enfado exclamó:

-¡¿Y qué es la vida para usted!?

-Para mí la vida es igual al alma, un alma que obtenemos con la memoria. Una persona, para mí, se vuelve un ser vivo en el momento que adquiere la capacidad de recordar. Es curioso que, cuando somos bebés o niños de 2 o 3 años, no nos acordamos de nada, pero todos tenemos un recuerdo vago de algo en concreto de nuestra niñez. Ese vago recuerdo es el momento en el que nuestro cuerpo adquiere el alma y con ello la memoria.

El chico se quedó sin palabras. No sabía qué pensar acerca de un hombre tan…extravagante.

-Entonces, una persona con alzhéimer… ¿está viva?-dijo Blad con incertidumbre.

-Una persona con alzhéimer es un ser que está muriendo poco a poco. En realidad son las personas con mayor suerte. Todos nosotros morimos de golpe, ya que una vez que este cuerpo deja de funcionar, la memoria muere y con ella el alma se rompe en mil pedazos de una forma brutal. En cambio, una persona con esta enfermedad, pierde la capacidad de la memoria poco a poco y con ello el alma se separa en pequeños trocitos de un modo suave y poco doloroso para ella.

Otra vez Blad volvió a quedarse sin palabras. Estaba dolido y al mismo tiempo satisfecho por su punto de vista de la vida.

– ¿Y el sentido de la vida? Según tu pensamiento, ¿cuál es el sentido de la vida para que los seres humanos sigamos hacia delante?

– Keyblade, Yūgen -dijo otra vez Mo yéndose del estanque.

Continuará…

Enderfin

 

imagen perspectiva 3 definitiva
Ilustración realizada por Moon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: